¿Qué son los compresores?

Los compresores son máquinas que incrementan la presión de cualquier fluido comprensible, como son los gases o los vapores, por encima de la presión atmosférica. Para ser más exactos, en presiones que sean superiores a los 3 barg.

Se tiene la idea de que el uso de estos aparatos se limita a los entornos industriales y, sin embargo, un compresor puede servirnos en nuestras vidas empleándolo de manera conveniente, ya sea en el hogar o en los negocios.

Dependiendo del diseño, pueden haber varios tipos que a buen seguro nos ayudarán a ser más eficientes en ciertas tareas. Existen modelos con potencias y presiones variadas , indicados para un trabajo u otro, entre los que hay que destacar:

  1. De tornillo.
  2. De paletas.
  3. Bombas de vacío.
  4. De pistón.
  5. Compresores scroll.
  6. Centrífugos axiales.
  7. Centrífugos radiales.

Principales características

Conocer las características de estas máquinas es importante para escoger el tipo adecuado según la utilidad que se le vaya a dar. Algunas de las que podemos indicar son:

  • Tienen uno o más cilindros de pistones que se activan con un motor.
  • Presión operativa. Se mide en Pascales, bares o atmósferas y esta se puede reducir cuando el flujo se dirige hacia la herramienta. Dependiendo del tipo de compresor que se tenga, se generará un tipo de compresión diferente.
  • La potencia. También depende del tipo de máquina que se ha escogido, pero es importante tener en cuenta que nivel de potencia de compresión interesa para ejecutar la tarea pertinente.
  • El caudal. Se trata del volumen de gas que hay dentro.
  • Es importante que no se calienten demasiado, porque no filtrarían el aire de manera óptima.
  • Deben tener un tanque de mínimo 30 litros y la presión debe ser de un mínimo de 10.5 PSIG.
  • Sin fáciles de mantener en óptimas condiciones.

Sectores en los que se emplean

Son muy utilizados hoy en día en el sector de la ingeniería. Es esta disciplina la que ha instalado estas máquinas en prácticamente muchas áreas, y forman ya parte de nuestro día a día. Están presentes en miles de industrias y procesos adaptándose perfectamente a cualquier sector:

  • En los frigoríficos que tenemos en casa y sistemas de refrigeración de restaurantes o locales.
  • Los motores de los aviones.
  • En los neumáticos de los coches.
  • En los motores de combustión interna.
  • Usados en molduras, en instalaciones rígidas, en pladur o en tapicería con las grapas para las telas. De este modo, no se daña el material.

A la hora de elegir un modelo, debemos tener claro el uso que le vamos a dar para así saber la potencia exacta para tal utilidad. Los compresores son una inversión necesaria en cualquier negocio industrial y en muchas aplicaciones y proyectos. Además, su mantenimiento es muy económico.


Ordenar por

5 artículos